More DW Blogs DW.COM

onMedia

Periodismo de calidad en la era digital

Cómo borrar datos para siempre

Los periodistas manejan con frecuencia información controvertida o confidencial. ¿Cómo borrar documentos, piezas de sonido o videos que no deberían caer en manos ajenas? Bien, la cosa no es tan sencilla como pudiera parecer. Arrastrarlos a la papelera y vaciarla no basta para deshacerse realmente de ellos. Como tampoco es suficiente formatear el pen drive. Restablecer los datos “eliminados” de este modo es fácil. Por eso, nunca vendas, prestes ni pierdas de vista tus aparatos sin asegurarte primero de que los archivos delicados han desaparecido del todo. Veamos cómo funciona el proceso de borrado y qué puedes hacer para que sea de verdad efectivo.

Windows falsea el borrado definitivo

¡Sorpresa! Windows no borra tus archivos, sólo hace como si los hubiera eliminado. De cada secuencia de datos, el sistema almacena información en una Master File Table a la que sólo él tiene acceso. Windows guarda aquí metadatos como una enumeración de usuarios y sus claves de acceso para las diversas actividades.

La Master File Table también contiene indicaciones acerca de la localización de los datos en tu computadora. Cuando borras un fichero, éste adquiere el estatus correspondiente en el listado. El contenido, sin embargo, permanece, y con las herramientas y conocimiento apropiados puede restaurarse. Éste es el motivo por el que te recomendamos sobrescribir los archivos, es decir, convertirlos en algo diferente, antes de eliminarlos.

Programas para borrar definitivamente

Imagínate que tienes en tu computadora una carpeta con información secreta. En ella has guardado entrevistas realizadas durante la investigación de un tema, contactos importantes o notas para seguirle el hilo al caso. Tu obligación es garantizar el anonimato de las fuentes y, evidentemente, no quieres que nadie indeseado husmee en esos ficheros. Puesto que el reciclado de la papelera es ficticio, te proponemos algunos software que harán desaparecer tus datos para siempre.

Pero atención: antes de eliminar archivos crea una copia de seguridad encriptada. Recuerda que nunca se sabe lo que puede deparar el futuro, quizás los vuelvas a necesitar en algún momento.

Una vez dispongas de la copia a prueba de hackers, tus opciones de borrado pasan básicamente por dos programas: Eraser y CCleaner.

Eraser es gratuito y abierto. Sobrescribe por separado los ficheros que envías a la papelera de reciclaje y elimina también los que se encuentran en el espacio no asignado de tu disco, es decir, las copias no visibles de tus archivos. Esta forma de borrar información de manera segura y permanente se denomina “wiping”. Eraser destruye datos almacenados en tu disco duro, tu pen drive o tus tarjetas de memoria, y existe además en versión transportable para usarlo te encuentres donde te encuentres.

Eliminar un archivo con este programa es muy fácil: todo lo que tienes que hacer es colocar sobre él el cursor, pinchar con el botón derecho del ratón y elegir “Eraser”.

Si lo que quieres es limpiar tu disco duro archivos que has borrado y, como ahora sabemos, no han sido eliminados definitivamente, abre Eraser en tu computadora. Aparecerá una ventana dividida en tres partes: “Erase Schedule”, “Settings” y “Help”. En “Erase Schedule” pincha sobre “New task” y selecciona “Add data”. Después, cliquea “Unused disk space” e indica el disco que quieres borrar.

Para profundizar, este manual resuelve muchas dudas (en inglés).

CCleaner te ayuda a limpiar el disco duro de tu computadora de archivos innecesarios que ocupan espacio y la ralentizan. El software también borra cookies, pero mantiene tu perfil de navegación.

Alternativas a Eraser

AxCrypt, una trituradora digital de datos y un programa de cifrado.

Roadkil’s Disk Wipe, funciona en pen drives y discos duros tradicionales.

Secure Eraser, elimina archivos de tu unidad de estado sólido o SSD

La regla de oro para el borrado de datos sostiene que si sabes cómo se restablecen los archivos, eres capaz de eliminarlos mejor. La manera más óptima de comprobar que has acabado realmente con un documento es tratar de restaurarlo tú mismo. En la próxima entrada de esta serie dedicada la seguridad en Internet te enseñaremos a realizar esta tarea.

Natalia Karbasova
Traducción: Luna Bolívar

Date

enero 20, 2014

Share

Dejar un comentario