More DW Blogs DW.COM

onMedia

Periodismo de calidad en la era digital

Cómo enriquecer con WhatsApp los cursos de periodismo

Sé creativo, experimenta y diviértete aprendiendo: es lo que siempre trato de inculcar a quienes participan en mis cursos, sobre todo cuando estos giran en torno a cuestiones multimedia o al periodismo móvil.

Especialmente de cara a realizar algunos ejercicios concretos, WhatsApp encaja muy bien en esta filosofía. Pero antes de revelar por qué, repasemos brevemente las peculiaridades de la aplicación.

Más que un servicio de mensajería

Dicho en pocas palabras, WhatsApp sirve para mandar (y también cifrar) mensajes con el celular. Envía texto, fotos, videos y grabaciones de sonido, así como tu localización en un mapa. La aplicación es compatible con prácticamente todos los teléfonos, lo que resulta muy útil en aquellos talleres en los que los participantes han de traer sus propios aparatos.

Con más de 600 millones de usuarios en todo el mundo, es probable que la mayoría de tus alumnos ya conozca y use WhatsApp. Si alguno hubiera logrado mantenerse al margen de este ya gigante de la comunicación, la instalación de la aplicación es como nos gusta a los capacitadores: muy fácil, aunque planea algo de tiempo adicional porque siempre surge algún problema.

Llegados a este punto y antes de continuar, cabe haber mencionado que incluso las aplicaciones prácticas tienen sus lados oscuros. Whatsapp se ha enfrentado en repetidas ocasiones a críticas por sus fallas en la protección de datos. Y desde que Facebook adquirió el programa, la desconfianza es aún mayor.

Costes

Descargar y usar WhatsApp es gratis durante el primer año. Pasado ese tiempo, la subscripción al servicio cuesta, según la aplicación, 0,99 USD al año. Sin embargo, el cobro muchas veces no se hace efectivo. En torno a esta cuestión existe gran secretismo. Tras la unión con Facebook, los gestores de WhatsApp parecen concentrados en crecer y no tanto en pasar facturas a los usuarios. Cuándo o si llegará el momento sigue siendo una incógnita.

Otra cosa que deberás tener en cuenta es que Whatsapp utiliza las redes de intercambio de datos, es decir, que funciona sólo a través de Internet. En algunos países, la conexión es deficiente, o cara. Si tus alumnos no tienen la posibilidad de contratar para sus celulares una tarifa plana, Whatsapp tienen poco sentido. No pierdas entonces preciadas horas de clase dedicándolas a esta aplicación.

Qué se puede producir

Texto. 
Simple. Pero al contrario de lo que sucede con los SMS, los mensajes de Whatsapp no están limitados a 160 caracteres. Y sí, aceptan emoticonos 😉

Foto y video. Whatsapp ofrece la posibilidad de tomar una foto o un video directamente desde la aplicación o seleccionar alguno almacenado en el celular. Eso significa que puedes enviar videos y fotografías hechos con otras aplicaciones. Desgraciadamente, imágenes y texto no son combinables en un solo mensaje. WhatsApp también reenvía archivos por mail.

Sonido. Al seleccionar esta opción aparece un botón rojo de grabación. Se pueden captar hasta dos minutos de sonido.

Localización. Un mapa señala el lugar en el que estás y te permite dar a conocer tu ubicación exacta. O también puedes escribir una dirección en la barra de búsqueda superior y mandar el lugar a uno de tus contactos.

Mensajes a grupos. Ésta es una de las funciones que han hecho exitosa a WhatsApp, y una de las más interesantes para los periodistas. Creando grupos, es posible comunicarse con hasta un máximo de 30 personas a la vez, algo útil en las redacciones pequeñas y en los cursos, por ejemplo, de cara a que los alumnos compartan material. No son pocos los ámbitos en los que se le saca partido a los grupos. En Israel, el gobierno y la policía mantienen el contacto con la prensa por WhatsApp. En la India, las autoridades establecieron grupos de WhatsApp para intercambiar información sobre personas desaparecidas y encontradas en el peregrinaje del Kumbh Mela.

Enviar conversaciones completas por mail. No es una de las opciones más conocidas de WhatsApp y tal vez no llame la atención al instante, pero gracias a ella se pueden guardar conversaciones realizadas durante una investigación o alguna entrevista llevada a cabo a través de la aplicación. Desde el correo electrónico, el texto mandado por Whatsapp pasa a la computadora o a publicarse en otras plataformas.

Cómo aplicar WhatsApp a los cursos

En mi opinión, la clave de un buen curso de periodismo reside en despertar la curiosidad de los asistentes por los nuevos medios y el abanico de posibilidades que abren las redes sociales. WhatsApp no será el primer servicio de mensajería que caiga en sus manos, pero quizás sea la primera vez que vean en él una herramienta con posibilidades amplias. Personalmente, siempre me alegra saber que los participantes continúan usando, finalizado nuestro encuentro, las aplicaciones que he presentado en clase.

Ideas para ejercicios prácticos con WhatsApp

Expedición multimedia: En parejas o grupos pequeños, los alumnos eligen una calle o un mercado y documentan lo que ven y oyen. Pueden tomar fotos, grabar videos cortos, captar sonidos y hacer entrevistas no muy extensas. Después, se envían el material entre ellos y a los capacitadores, que podrán seguir lo que están haciendo y dar inmediatamente una respuesta.

Investigar un tema: Los grupos de WhatsApp se prestan a compartir información. Les puedes proponer a los participantes en tu curso que recojan datos sobre una cuestión concreta y los pongan en común usando la aplicación. El transporte público, los vendedores ambulantes, la comida local… Implica a los alumnos en la búsqueda de temas, ¡cualquiera es bueno!  Este ejercicio puede ser muy divertido y practicarse a diario, por ejemplo, tras las clases en el camino de vuelta a casa.

Entrevistas multimedia. Los participantes se entrevistan unos a otros a través de WhatsApp. Por ejemplo, sobre su trabajo como periodistas. Las preguntas y sus respectivas respuestas pueden hacerse en diferentes formatos: texto, sonido, video. Ten en cuenta que, dependiendo de la calidad del celular, WhatsApp puede resultar de gran utilidad a los reporteros radiofónicos, ya que les permite enviar a sus emisoras cortes de voz de un entrevistado rápidamente.

WhatsApp es sólo una de las muchas formas de incitar a la producción y al intercambio de material multimedia. Los medios sociales, los blogs, las plataformas como Twitter, Facebook o Tumblr lo son evidentemente también. Sin embargo, el furor en torno a WhatsApp la ha vuelto una aplicación difícil de obviar, en todos los ámbitos.

Y tú, ¿cómo usas WhatsApp? ¿En el trabajo, en privado, dando clase…? ¡Escríbeme, me interesa saberlo!

Guy Degen
Traducción: Luna Bolívar

Date

diciembre 3, 2014

Share

Dejar un comentario