More DW Blogs DW.COM

onMedia

Periodismo de calidad en la era digital

Cómo encriptar tus datos

Continuamos con nuestra serie dedicada a la protección en Internet. En una entrada anterior tratamos el modo de crear y administrar contraseñas seguras. Pero, ¿y si aún así alguien consigue descifrar tu clave y acceder a tu laptop, tu computadora o tu pen drive? ¡Qué no cunda el pánico! Las posibilidades de que tus datos estén a salvo son altas: todo lo que tienes que hacer es cifrarlos y ocultarlos en una carpeta invisible. Hemos recolectado las mejores herramientas para hacer tal cosa.

Cómo funciona el cifrado de datos

Empecemos por lo básico. Si guardas información personal o sensible en cualquiera de tus aparatos, lo mejor es que la codifiques para que nadie pueda leerla. Cifrar o encriptar no es otra cosa que convertir archivos en ilegibles o inaccesibles, de manera que a su contenido sólo se llegue a través de las llamadas claves criptográficas. Existen diversos tipos de algoritmos estándares como AES, Serpent o Twofish, que te permitirán cifrar tus datos.

Encripta tus datos y protege tus claves

WinRAR

La forma más fácil de iniciarte en el mundo de la criptografía es utilizando un software de compresión o un archivador de ficheros como WinRAR o 7-zip. Estos pueden almacenar gran cantidad de datos en una sola carpeta cifrada que se abre con una contraseña. Es un buen método para proteger archivos que no necesites a menudo.

TrueCrypt

El siguiente paso es recurrir a TrueCrypt, que está considerado uno de los programas gratuitos de criptografía más seguros que existen. Es capaz de cifrar archivos enteros o por partes y almacenados en dispositivos externos como un pen drive o un disco duro extraíble. Antes de lanzarte a utilizar esta herramientas te aconsejo que le eches un vistazo al manual.

TrueCrypt practica el encriptado “on-the-fly”, lo que quiere decir que tus datos se cifran automáticamente justo antes de que los guardes y se descodifican justo después de que los hayas cargado. El codificado y el descodificado acontece por etapas: mientras que una parte del archivo se está cargando, la otra se está descifrando. Así se acelera el proceso y puedes abrirlo casi como si nunca hubiera estado encriptado.

Por favor, ten en cuenta que la contraseña que elijas ha de ser realmente segura (recuerda, al menos 20 caracteres), de lo contrario todos tus esfuerzos criptográficos no servirán para nada.

AxCrypt

Otra posibilidad recomendable es AxCrypt, para Windows, que cifra y descifra datos con un simple click de ratón. Es útil sobre todo de cara a encriptar archivos que usas a diario y no tienen gran importancia. Existe además una versión para llevar aplicable a tus pen drives.

Después de descargar e instalar AxCrypt, basta con que presiones el botón derecho del ratón sobre cualquier archivo y en el menú te aparecerá la opción de cifrar con AxCrypt. Si eliges “encrypt” te pedirá que introduzcas una clave. El icono del archivo cifrado se volverá verde y sólo podrás acceder a él por medio de la combinación indicada.

AxCrypt también permite crear archivos autoextraíbles transportables y borrar datos permanentemente sin arrastrarlos a la papelera: coloca el cursor del ratón sobre el icono de lo que quieras eliminar y mantén presionado el botón; selecciona “AxCrypt ->  Shred and Delete”. El archivo será entonces sobrescrito con datos aleatorios y desaparecerá para siempre de tu computadora.

Otros programas de criptografía

La mayoría de los sistemas operativos disponen de herramientas criptográficas, como el BitLocker de Windows o FileVault para Mac. Estos te pueden servir igualmente. No olvides de crear claves a prueba de hackers, como ya vimos . Y para codificar los datos de tu nube, BoxCryptor.

Más software para encriptar:

•    Disk Utility, para Mac
•    GNU Privacy Guard, para Windows, Mac y Linux
•    DisCryptor
•    Cryptext
•    RightClick-Encrypt
•    Microsoft Private Folder
•    Folder Access

Repasa esta lista acerca del cifrado y descifrado seguro de archivos del portal Gizmo’s Freeware porque contiene indicaciones muy interesantes.

Oculta tus datos

A veces no sólo necesitas cifrar sino también hacer desaparecer del campo de vista ajeno cierta información. Arrastrándolos y pegándolos en la ventana, programas como S-Tools convierten tus datos en cuestión de minutos en falsos formatos gráficos (BMP, GIF) y de sonido (WAV) y los esconden entre otros. Estos aparecen en los listados sin que a primera vista se diferencien de los normales.

Como opción de pago (unos 40 dólares en su versión más completa) tienes Steganos Security Suite, que acepta casi todos los formatos. Su equivalente gratis es Disguise Folders.

Haz invisibles tus archivos y carpetas

Existe toda una serie de herramientas para ocultar archivos y carpetas de otros usuarios y del mismo sistema operativo. Aquí, algunas de ellas.

•    WinMen Folder Hidden: camufla archivos y carpetas en particiones de tu disco duro local o en dispositivos extraíbles. Los datos se vuelven invisibles para otros programas o sistemas operativos.
•    Easy file locker: funciona sólo con Windows y te ayuda a proteger tus archivos y carpetas. Otros usuarios no podrán verlos, leerlos, abrirlos, modificarlos, borrarlos, moverlos o copiarlos.
•    Wise Folder Hider: esconde archivos y carpetas en particiones de tu disco duro local o en dispositivos extraíbles. Los datos se vuelven invisibles para otros programas o sistemas operativos como DOS. La única manera de acceder a ellos o encontrarlos conociendo la contraseña.
•    Hidefolders: para Windows, oculta archivos salvaguardándolos con una clave.
•    Free Hide Folder, MySecretFolder y Secure Folder son programas similares a los anteriores.

Natalia Karbasova
Traducción: Luna Bolívar

Date

mayo 3, 2013

Share

Dejar un comentario