More DW Blogs DW.COM

onMedia

Periodismo de calidad en la era digital

¿Cómo impartir cursos de periodismo móvil? (II)

Ya en una entrada anterior, el capacitador de DW Akademie Guy Degen nos habló de smartphones, de sistemas operativos y de aplicaciones útiles a la hora de impartir cursos de periodismo móvil. Ahora, repasa algunos ajustes en las funciones del celular que todos los reporteros deberían conocer, nos invita a elaborar una planificación efectiva del trabajo, nos propone ejercicios para que nuestros alumnos practiquen y nos da consejos acerca del equipamiento idóneo.

Ajustes esenciales en las funciones del celular

Dice una regla básica: ¡léete las instrucciones! Ya sabemos que lo ideal sería que todos los participantes llegasen a nuestro curso dominando a la perfección sus celulares, pero la realidad probablemente sea otra. Hay personas a las que les apasiona la técnica y quieren conocer hasta la última función de los aparatos que utilizan, pero no faltan aquellas para las que abrirse paso a través del menú de un teléfono es un tanteo a ciegas.

Intenta imprimir a tus alumnos cierta autosuficiencia. Pero antes de provocar bostezos con la sola mención del manual de uso, hay tres cosas sobre los ajustes de sus smartphones que todos deberían saber (y que podrás enseñar mucho mejor si conectas tu celular a una pantalla grande o a un proyector para que los presentes puedan seguir tus pasos).

– APN o “Nombre de punto de acceso”. Independientemente del teléfono que tengas, ésta es la puerta de acceso a Internet, y todo periodista debería saber dónde encontrarla.

El APN es especialmente importante cuando se llega a un país extranjero y se quiere utilizar una tarjeta SIM local. Aquí, cada operador es diferente. Algunas tarjetas incluyen el APN, otras te mandan un mensaje para activarlo -¡todo un lujo!- y las hay que te obligan a teclearlo manualmente, la opción menos preferible.

En las tiendas de celulares no siempre son capaces de decirte cuál es el APN. La mayoría de los operadores lo mencionan en sus páginas web –en algún recóndito lugar- o te lo dan si les llamas por teléfono. En caso de que nada de esto resultase, siempre puedes recurrir a los medios sociales y preguntarle a los dueños de smartphones similares que utilicen la misma red que tú.

– Email. El correo electrónico es un servicio fundamental del celular a la hora de practicar la cobertura informativa móvil. Por eso, conviene optimizar al máximo sus ajustes.

Pregúntale a tus alumnos si sus teléfonos móviles les permiten ver las primeras líneas de cada mail sin tener que descargarlo completamente. En países con conexión lenta esto puede ser una gran ventaja y llegar a ahorrar mucho tiempo y dinero.

En iOS puedes leer las cinco líneas iniciales. Los Android que utilizan Ice Cream Sandwich muestran las dos primeras. Nokia Symbian S60 te deja ver el encabezado del mail.

– Modo avión. Con un poco de suerte, todos tus alumnos conocerán esta función. Pero recuérdales la importancia de activarla cuando estén grabando. Dependiendo del sistema operativo, una llamada entrante podría desactivar la aplicación que se usa para la grabación y quizás hacer que el material se pierda.

Planificación efectiva del trabajo

Poner en manos de un periodista una herramienta magnífica de producción multimedia es una cosa. Otra muy diferente es que sepa qué hacer con ella. Las reglas en este campo están lejos de aparecer en algún sitio por escrito. El desarrollo constante de nuevos modelos, sistemas operativos y aplicaciones obligan a los reporteros (y a sus capacitadores) a mantenerse siempre al tanto de los avances en el uso del teléfono móvil para la cobertura informativa. Por lo tanto, no hace falta decir que un poco de planificación previa ayuda y ahorra tiempo.

Aquí, una serie de cuestiones organizativas útiles para formadores y redacciones.

Este poco tecnificado esquema refleja -de una manera muy general- qué contenido se puede producir con un celular. Es un buen punto de partida a la hora de planificar una cobertura para aquellos que se inicien en el periodismo móvil. (En rojo aparecen las aplicaciones y en azul el contenido. Ten en cuenta que el boceto ha sido elaborado durante la primera mitad de 2012 y no pretende ser una enumeración exhaustiva de las apps existentes).

Útil a la hora de enseñar a tus alumnos a que confeccionen un plan de trabajo antes de lanzarse a realizar un reportaje son también los puntos que presento a continuación, a los que he llamado las “6 P”.

– Las 6 P

PROPUESTA: ¿cuál es el tema? ¿Qué quiero producir con mi celular? ¿Qué material o medios tengo que archivar?

PLAN: ¿qué elementos de narración multimedia voy a utilizar? ¿Quiénes son mis entrevistados? ¿Cómo pretendo entrar en contacto con mi audiencia y mis interlocutores? ¿Dispongo de instrumentos importantes en las redes sociales como #hashtags o servicios de localización? ¿Cuento con el equipamiento móvil óptimo? ¿Qué accesorios me hacen falta? ¿Cuánto tiempo me va a llevar producir, comprimir y archivar mi reportaje? ¿Tengo suficiente batería? ¿Necesito un hotspot personal?

PRODUCCIÓN: ¿qué aplicaciones necesito para poder llevar a cabo la producción? Las que tengo, ¿están actualizadas?

PUBLICACIÓN: ¿a través de mi celular? ¿Qué apps cuentan con servicios de exportación que den buenos resultados? ¿FTP? ¿Desde dónde? ¿Cómo? ¿WiFi o 3G? ¿En vivo?

CROSS-POSTING: ¿en cuántas redes sociales planeo promocionar mi reportaje? ¿Funcionan esas conexiones? ¿Existen duplicidades innecesarias? ¿He probado antes mi red de envío cruzado? ¿Debería recurrir a servicios como www.ittt.com?

POSICIÓN: ¿aportan mapas y servicios de localización valor añadido a mi historia? ¿Es recomendable que geoetiquete el contenido?

Ideas para ejercitar el periodismo móvil

Impartas un curso de un día o de una semana, todo capacitador tiene que incluir en su programa de clases ejercicios que saquen a los alumnos del aula y les permitan experimentar sobre el terreno. Aquí, algunas ideas…

– Twitter y #hashtags. En la cobertura informativa móvil tanto como en tus clases, Twitter es un medio social fundamental. Creando un #hashtag para el curso puedes conseguir que los participantes poco acostumbrados a usar Twitter se familiaricen con estas etiquetas y, a la vez, incrementar el contenido que tus alumnos comparten a través de la red social, ya sea por medio de Twitter search o utilizando un servicio de blog en vivo como CoveritLive.

– Mercados locales. Al aire libre o cubiertos, los mercados suelen ser un buen sitio para practicar. Los vendedores tratan habitualmente con gente desconocida y por lo general suelen estar dispuestos a hablar de sus productos y negocios.

Tus alumnos podrán producir todo tipo de contenido: entrevistas de audio o video, galerías de fotos o geolocalizaciones de los distintos puestos. Pueden buscar usuarios de Twitter que se encuentren en lugares cercanos o utilizar servicios de localización como Four Square para ver si alguien se ha marcado en el mercado y quizás contactarlo por esta vía.

Una pequeña advertencia: algunos mercados son propiedad privada o están gestionados por empresas privadas en cooperación con otras locales. Conveniente consultar siempre primero a los responsables del recinto y pedirles permiso para trabajar en él.

– Fiestas callejeras. Las celebraciones a pie de calle son un evento perfecto para practicar el periodismo móvil: ofrecen historias para contar por dónde quiera que se mire.

Hace poco, durante un curso en Vilna (Lituania), el día para practicar coincidió con un festival anual llamado Street Musicans Day. Gracias a eso, mis alumnos pudieron recopilar durante más de seis horas material fotográfico, sonoro, en video, entrevistas… Además tuvimos la suerte de que una cadena local de cafeterías nos ofreció usar gratuitamente su WiFi y un lugar de trabajo (¡aparte de buen café!). De este modo, los participantes pudieron editar el contenido y mandarlo con sus celulares a un blog creado en Tumblr especialmente para el curso.

Tarea del capacitador es también comprobar qué eventos van a tener lugar durante el periodo que dura su curso y conseguir los recursos que sean necesiarios, como por ejemplo una conexión a Internet.

Equipamiento útil para la cobertura informativa móvil

Tableta. Si eres capacitador y aún no te has decidido a comprarte un iPad o un tablet similar, no lo dudes más: la inversión merece la pena, especialmente si la materia que impartes es el periodismo móvil.

Una tableta te ofrece con diferencia mucha más movilidad que un portátil. Leer y trabajar en el contenido de un blog es mucho más fácil. Yo guardo en mi iPad algunas piezas producidas con el celular, de manera que si un alumno me pregunta por formas creativas de llevar a cabo un reportaje, le puedo enseñar rápidamente algunos ejemplos. Y la pantalla es lo suficientemente grande para mostrarle a un pequeño grupo de personas cómo funciona una aplicación.

Por supuesto, la combinación iPhone + iPad también es muy interesante. Por ejemplo, se puede tomar un video con el iPhone, transferirlo al iPad sin mayor dificultad utilizando un cable USB más un adaptador y editar las imágenes por medio de aplicaciones como Avid Studio o 1stVideo.

– Cargador, cables y tarjetas de memoria. Ten siempre de reserva por si acaso alguno de tus alumnos se los olvida en casa: yo siempre llevo conmigo varios modelos.

Como mencionaba antes, un iPad es una buena herramienta para editar el contenido que han recopilado los participantes del curso en sus incursiones prácticas sobre el terreno del periodismo móvil. A mí me gusta además hacer fotos y videos de mis alumnos cuando están en acción y documentar cómo llevan a cabo los ejercicios. Si tomo una fotografía con mi cámara puedo descargarla en mi iPad y colgarla al instante en el blog del curso.

MiFi hotspot personal. Estos ingeniosos chismes existen ya desde hace tiempo pero ahora permiten conectar hasta cinco aparatos a la vez. Yo suelo utilizar un MiFI 2352 (7.2 Mbit/s de descarga y 5.76 Mbit/s de carga) con una tarjeta SIM de prepago. Es un pequeño complemento para el celular que todo reportero con aspiración a practicar en serio el periodismo móvil ha de tener en cuenta, preferiblemente sin clave. Para las cursos, puede ser de gran ayuda si la conexión a Internet en el aula no es buena.

Los periodistas que vayan a trabajar en otros países deberían asegurarse antes de partir de que sus aparatos funcionarán en el país al que viajan.

Guy Degen
Traducción: Luna Bolívar

Date

septiembre 19, 2012

Share

Dejar un comentario